Shangó

Todo lo que debes saber sobre Shangó

Cuando hablamos de guerreros enérgicos no podemos dejar de mencionar a Shangó, uno de los orishas más poderosos de la santería. Es el dueño del fuego, el trueno y de los rayos, también se le denomina el rey de la religión Yoruba y sus poderes son magníficos.

Ser hijo de Shangó es un privilegio y aquí encontrarás todo lo que necesitas saber de esta divinidad.

Historia de Shangó

Cuenta la leyenda que Shangó era un rey poderoso, muy estricto, guerrero que sobresalía por sus victorias, brujo, muy amado por su pueblo por su don de la justicia aunque también tuvo detractores que lo tildaban de tirano. Inteligente como pocos, creativo y siempre con afán de aprender más de todo lo que nos rodea. Es esta quizás la razón por la que gustaba de experimentar y hacer cosas nuevas.

Pero en uno de esos experimentos usó pólvora y algo salió mal. Por equivocación explotó su casa perdiendo así a su esposa y a sus hijos. El dolor y arrepentimiento por este hecho lo hizo convertirse en orisha.

También cuenta la historia que en los tiempos en que Shangó empezó a ser aborrecido por su pueblo las leyes decían que debía morir. Así que al ser un hombre justo se ahorcó, pero volvió en el cuerpo de su hermano gemelo lleno de sabiduría y usando la pólvora destruyó a sus enemigos. De esa manera se ganó la adoración como orisha y fue bautizado como el señor del trueno.

Un orisha muy masculino y adivino

Muchas historias están alrededor de Shangó y una de ellas es que nació  de una infidelidad entre Yemmu que es la esposa de Obatalá con Aganju que es el señor de los volcanes. De allí que sea un infiel por naturaleza, dueño de una gran virilidad.

Una de las características más marcadas de Shangó es su masculinidad, posee un gran atractivo y llama la atención no solo por su físico sino por su personalidad alegre y optimista. Gusta de la danza y la música, de allí que se le conozca como el rey de los tambores Batá.

Representa la energía para vivir cada día con intensidad, pasión, le atrae la alegría, la inteligencia, la belleza y siente gran placer por las riquezas.

Shangó además de guerrero, es un brujo hechicero y posee el don de la adivinación, ese poder se los transmite a sus hijos en la tierra. De allí que muchos videntes estén coronados con este extraordinario orisha.

Ofrendas y cultos a Shangó

El baile es muy representativo de Shango, a él se llega con la felicidad y las ganas de vivir. Cada orisha tiene una comida favorita y la de este guerrero son la harina de maíz con leche y quimbombó, además de diferentes tipos de plátanos, cebada y alpiste.

Los sacrificios animales para alcanzar con él un bien mayor incluyen codornices, tortugas de río, gallinas, gallos, carneros y palomas. Los elekes (collares sagrados) de Shangó llevan los colores rojo y blanco.

Las herramientas con las cuales se le asocia están elaboradas en manera. Son las más destacadas, una batea colocada sobre un pilón de preferencia con tapa y haciendo la forma de un castillo, espadas, hachas tambores, coronas, sables y maracas, también suelen hacerse manos de caracoles y rayos.

Al orisha de los truenos y la justicia, en la religión católica se le asocia con Santa Bárbara quien también es considerada una guerrera decapitada con una espada y cuya arma hoy es un símbolo de fe.