Reiki

¿Qué es el Reiki? ¿De verdad funciona?

El Reiki es una terapia de origen japonés que permite eliminar cualquier mal o dolencia a través de la imposición de las manos. Para entender mejor de qué se trata presta atención a este ejemplo: Cuando sientes algún dolor, tu primer impulso es llevar las manos a la zona afectada, te tocas, haces un suave masaje ¿Cierto?

Sucede que nuestro cuerpo transmite energía capaz de aliviar y hasta de sanar cualquier enfermedad. El Reiki es una disciplina holística que explora a gran profundidad ese poder, cuando se desarrolla y se hace de manera correcta combina todos los niveles del hombre en uno solo: físico, mental y espiritual logrando beneficios palpables.

El Reiki canaliza las energías que están en nuestro interior, expulsa las vibraciones negativas y equilibra las positivas. Es esa la razón por la que se siente una mejoría inmediata desde la primera sesión.

Muchas veces son los bloqueos energéticos los responsables de nuestras enfermedades. Ten algo en cuenta: cuando tu cuerpo enferma primero tu alma ha sufrido el padecimiento, así que al experimentar el dolor ya la enfermedad ha permanecido un tiempo prolongado en ti, solo que es ahora cuando se está manifestando.

De allí que el Reiki también busque liberar las energías que están a tu alrededor, el entorno que te rodea es tan importante como lo que sucede en tu interior para que los efectos sean notorios.

Historia del Reiki

El Reiki se lo debemos al maestro Mikao Usui que lo popularizó a finales del siglo XIX. Sin embargo, hay evidencias  sobre el uso de esta práctica que se remonta a muchos miles de años atrás. Con el pasar del tiempo la imposición de las manos para sanar dolencias se extendió primero a Grecia, luego a Egipto y por último a la India, de allí pasó al resto del mundo y hoy es una de las terapias más usadas en todo el globo terráqueo.

Aunque es una forma de curación occidental no podemos obviar que el registro más importante sobre el uso del Reiki, y es quizás uno de los primeros, se encuentra en la Biblia.

Según lo expresan las sagradas escrituras, Jesús usaba sus manos para curar a los enfermos. Él, con solo imponer sus manos podía devolver la visión a los ciegos o hacer que caminaran los inválidos.

¿Qué enfermedades se pueden tratar con el Reiki?

Cuando estás en manos de verdaderos profesionales, el Reiki funciona inmediatamente y de forma sorprendente. Algunos de los padecimientos, tanto físicos como emocionales, que puedes tratar con esta técnica milenaria son:

  • Enfermedades mentales como el estrés, depresión y ansiedades
  • Dolores crónicos asociados a la artritis y el reumatismo
  • Es una excelente terapia para aliviar los síntomas de la migraña
  • Mejora los patrones de sueño en quienes padecen de insomnio
  • Alivia mareos y ataques de vértigo

Son estos solo algunos de los padecimientos más comunes que se tratan con el Reiki, pero hay un sinfín de enfermedades a las que se puede encontrar alivio transmitiendo energías con las manos.

Beneficios del Reiki

Más allá de la sanación de enfermedades,  el Reiki también mejora la calidad de vida y trae consigo una serie de beneficios importantes para quien lo practica que armonizan cuerpo y mente ¡Veamos!

  • Ayuda a liberar emociones reprimidas y bloqueos internos que con el pasar del tiempo generan como consecuencia la aparición de dolencias

 Permite alcanzar un estado de relajación que lleva a la paz mental

  • Mejorarás tu energía corporal y te sentirás con mayor entusiasmo y vitalidad
  • Se reducen considerablemente los niveles de estrés
  • Con la imposición de manos se minimiza el flujo de energía negativa que ocurre a tu alrededor
  • Los resultados se sienten de forma inmediata, tan pronto termina la sesión se nota un antes y un después de la terapia
  • Es ideal para alinear los chakras
  • Además de sanador, el Reiki tiene la facultad de ayudar a aumentar las frecuencias vibratorias positivas

¿Cómo es una sesión de Reiki?

Las sesiones de Reiki duran aproximadamente 45 minutos y se puede combinar con aromaterapia y música relajante. Generalmente la acción de imposición de manos se hace directamente sobre los puntos de los chakras por algunos minutos.

Se puede hacer solo con las manos o usando algunos elementos como piedras preciosas o semipreciosas, también cristales energéticos.

Un dato curioso es que no solo se pone en práctica en los seres humanos, sino que también es efectivo con las plantas y animales.

¿Se puede practicar el Reiki a distancia?

Aunque la imposición de las manos es el principio fundamental del Reiki, esta práctica ha evolucionado a un punto en que es posible hacerlo a distancia sin importar en qué parte del mundo te encuentres.

Todos los seres humanos estamos conectados por un canal energético y ese canal es usado por los especialistas en Reiki para enviar las vibraciones sensoriales sanadoras que actúan directamente sobre el mal que necesitamos abordar.

Lo interesante de hacer esta práctica a distancia es que además aborda situaciones del pasado, presente y futuro que son indispensables para que el problema sea arrancado de raíz, de esa manera la mejoría es para siempre, sin recaídas.

Cuando existen enfermedades crónicas que no permiten a la persona trasladarse para recibir la imposición de manos, el Reiki a distancia es recomendado como una terapia complementaria. Para que sea efectiva es necesario que el paciente tenga plena conciencia del momento en que se realizará para que abra su corazón y su espíritu a las energías que viajan hasta él para su sanación.

¿Cualquier persona puede hacer Reiki?

Todos podemos recibir el Reiki, pero no todos tenemos la facultad para enviarlo. Solo las personas capacitadas en esta práctica pueden realizar sesiones de sanación tanto presencial como a distancia.

La capacitación es indispensable porque quien sana a través de las manos debe aprender a profundidad cómo se usan los símbolos sagrados del Reiki que son potenciación, canalización y purificación.

Toma en cuenta que en una sesión de Reiki se transmite energía vital con las manos, no existe evidencia científica de su efectividad. Sin embargo, la medicina recomienda esta práctica para potenciar cualquier tratamiento médico. Dicho esto ¿Qué esperas para revitalizar tu cuerpo?